Estadísticas

Buscar este blog

viernes, 12 de diciembre de 2008

Tres discapacitados españoles se lanzan a la conquista del Polo Sur

Un grupo de discapacitados españoles recorrerá, sin ningún tipo de ayuda externa, 250 km por una de las zonas más inhóspitas y peligrosas de la Tierra: la Antártida. El objetivo, demostrar la gran capacidad de superación de las personas con discapacidad. Tres son los participantes en 'Polo sur sin límites', la primera expedición de discapacitados, Eric Villalón, Xavier Vallbuena y Jesús Noriega. En esta aventura organizada la Obra Social La Caixa, que partirá desde Barcelona el 30 de diciembre, les acompañarán Ramón Larramendi e Ignacio Oficialdegui, dos guías expertos en esas latitudes.

Los expedicionarios llevan un año y medio preparándose para soportar las temperaturas por debajo de los 40º y vientos catárticos de hasta 300 kilómetros por hora, que les esperan en la Antártida. El intenso entrenamiento incluye 'esquiar' por la arena durante dos horas arrastrando un lastre parecido al trineo que llevarán a lo largo de la expedición. Además de correr, realizar ejercicios de fuerza y resistencia dentro de una piscina. Otro de los ejercicios preparatorios consiste en pasar largos periodos de tiempo dentro de una cámara de congelación a -25 grados, para que el cuerpo se adapte al clima antártico. Pero además de conseguir un buen estado físico, lo más importante es el psíquico.

Aparte del gran reto deportivo, la expedición realizará una campaña científica. Tomarán muestras a lo largo de 250 kilómetros del continente austral hasta llegar al Polo Sur geográfico. Los análisis de los datos aportarán resultados acerca de los niveles de contaminantes orgánicos e inorgánicos, metales, así como acerca de la constancia de la vida bacteriana atrapada en el hielo antártico.

Ilusión
Jesús Noriega, sin una mano desde su nacimiento, se decidió a formar parte de la expedición porque "siempre he tenido la sensación de que tenía que hacer algo distinta, algo que me llenara como persona. No lo sé... un viaje, recorrer China andando o, ¿por qué no?, un viaje al Polo sur". Xavier Vallbuena, otro de los aventureros, es amputado femoral desde hace ocho años, debido a un accidente de moto. Actualmente usa una prótesis que le permite llevar una vida absolutamente normal.

"No existen diferencias entre una persona discapacitada y otra que no lo es. ¿Sabéis por qué lo sé? Porque yo he sido ambas cosas. Las discapacidades sólo están en nuestra mente", afirma Vallbuena. Completa el grupo Eric Villalón, un barcelonés deficiente visual desde su nacimiento, que sólo tiene una visión de un 5%. Gracias a la actitud de sus padres durante su infancia y al deporte, ha podido llevar una vida completamente normal.

Como medallista de oro en los Juegos Paralímpicos (cinco medallas de oro y cuatro medallas de plata) ha recibido la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo. Es el deportista español con más galardones de la historia en el mundo paralímpico. Para él, "la sobreprotección, la lástima hacia los demás o la autocompasión, y el hecho de no potenciar las características que cada uno posee, son las madres de las discapacidades".

Publicado en el diario El Mundo
Foto: Obra Social La Caixa

1 comentario:

Montse dijo...

Gracias Jose Luis por dedicar un espacio en tu blog a nuestra expedición.
Es cierto, somos gente anónima que nos propusimos cumplir un sueño para comunicar un mensaje de esperanza a las persones que padecen alguna dficultad añadida a las que la vida nos impone de per se.

Un abrazo.

Montse García

Directora de Proyecto