Estadísticas

Buscar este blog

martes, 24 de febrero de 2009

Ecos de una travesía

Ibra, Issa y Beyatt llegaron a Tenerife en septiembre de 2006 después de una dura travesía en cayuco. Atrás dejaron sus existencias en Senegal. Ahora construyen sus rimas para el proyecto musical Famillie Boubess. "El rap es nuestra vida, es lo único que tenemos", afirman. El pasado día 12 ofrecieron su primer concierto.

Famillie Boubess -nueva familia- es el reflejo feliz de la inmigración africana, de las historias que sí pueden ser contadas en primera persona. Después de la travesía del todo o nada, a la temprana edad de los 17 años; después del desencanto inicial con una integración que no fue la que ellos pensaban; una vez que la regularización permite salir de la clandestinidad; música, ése es el lenguaje.

El proyecto fundamenta sus motivos existenciales: "El rap es nuestra vida, es lo único que tenemos". Lo dice Ibra Sarr como resumen de un sentimiento conjunto. Bajo esa sentencia laten también los corazones de Beyatt Diaw e Issa Ndiaye. Los tres, senegalés de 19 años, llegaron en septiembre de 2006 al puerto de Los Cristianos tras un viaje de más de seis días en cayuco. Ahora crecen en la Isla. Viven los tres juntos en un mismo apartamento y combinan sus trabajos en el sector de la construcción y la hostelería -con los que envían una remesa continua de dinero a sus hogares en África- con el alimento real de sus vidas. Rap, cantado en francés, castellano e inglés, en los albores de una inminente llegada: el sábado, día 14, dieron su primer concierto ante unas 300 personas como parte de unas jornadas de integración organizadas por el Ayuntamiento de Santa Cruz. Ahora aguardan nuevas oportunidades. Esperan confirmación para una nueva cita en el primer fin de semana de marzo y siguen perfeccionando los sonidos de los cinco temas que ya han compuesto.

En esta aventura enlazada con rimas se arropan con dos escuderos de lujo. Ventor de la Guardia -voz y percusión-, veterano ya de la escena local independiente y componente de grupos como Species y Groovephactory; y D. WattsRiot -programaciones-, componente de los reconocidos Fun-Da-Mental. Todo comenzó en 2007 en un programa de intercambio cultural entre el centro de menores de La Esperanza y el Colegio Echeyde I de Ofra. "Desde el primer día ya improvisamos algún rapeo -comenta Ventor-. Luego surgió la amistad y el grupo se formó con el tiempo". Ahora ensayan al menos una vez a la semana.La entrada de D. Wattsriot se fraguó hace dos meses. "Ellos me hablaban de un dj que quería participar en el proyecto -añade- y cuando vi que era él me quedé sorprendido". Famillie Boubess es básicamente la voz y el mensaje de Ibra, Beyatt e Issa. Te regalo el mundo, Liguey, El agujero, Esto es África y Dniakhtou Diogo. En estas cinco canciones han quedado sus primeras rimas. Hace dos años y medio casi pierden la vida en el mar.

De hablar y escuchar
Para D. Wattsriot, Famillie Boubess "es la oportunidad de darle voz a unas personas sobre las que todo el mundo opina y a los que pocas veces se les permita hablar. Este grupo es una buena plataforma para que se expresen y por eso participo, aunque no sea el proyecto musical con el que yo me sienta más identificado". Después de algo más de dos años en la Islas, estos tres senegaleses no se olvidan de lo complicado que ha sido todo el proceso: "Cuando salimos de Senegal nunca pensamos que fueran a internarnos en el centro de menores. Nuestra idea era marchar a la Península para encontrar a nuestra familia, pero gracias a la ayuda de Raquel y Ángeles -profesora del Echeyde I- logramos quedarnos en Tenerife".

Publicado en el diario La Opinión de Tenerife
Autor: Erick Canino
Foto: Delia Padrón

1 comentario:

NoiTa dijo...

Estos chicos son realmente buenos, cuando los vemos actuar comprendemos que la música es su vida y su aliento. Que tengan mucha suerteeee inshallah