Estadísticas

Buscar este blog

martes, 13 de octubre de 2009

"Hoy día un parapléjico tiene toda la capacidad para poder ser padre"

Jefe del Servicio de Rehabilitación del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo -centro de referencia a nivel continental- y ex presidente de la Sociedad Española de Paraplejia, Antonio Sánchez Ramos ha asistido a más de 11.000 pacientes con lesión medular a lo largo de su carrera. La semana pasada estuvo en Las Palmas en las XXVI Jornadas Nacionales de la Sociedad Española de la Paraplejia, y dialogó con DIARIO DE AVISOS acerca de un problema que en la actualidad afecta a más de 35.000 personas en nuestro país.

- Contrariamente a lo que se venía produciendo en los últimos años, se ha reducido mucho el número de enfermos medulares por accidentes de tráfico...
"Sí. Están aumentando otras patologías, sobre todo aquellas relacionadas con la edad; y también tenemos diatogénesis, que son efectos secundarios no deseados de intervenciones quirúrgicas por hernias discales y demás, pero sin querer alarmar. Está claro que ha disminuido un 30% la siniestralidad en las carreteras, y eso conlleva que haya un número inferior de lesiones medulares por accidentes de tráfico. Sin embargo, no han disminuido los accidentes laborales, especialmente en personas emigrantes, que tienen unas condiciones de trabajo muy precarias".

- ¿Cómo afecta y qué supone la lesión medular?
"La lesión medular es un conjunto de síntomas de hechos, entre los que destaca la parálisis, pero también hay una afectación de la sensibilidad, una falta de control de los esfínteres y una alteración en la respuesta sexual; además, están los problemas derivados del politraumatismo, como problemas respiratorios, úlceras por presión, problemas neurógenos, y en general toda una serie de complicaciones que nos obligan a tratar al paciente de muchas maneras diferentes".

- ¿Y por dónde se empieza a tratar a estos pacientes?
"En primer lugar, los hospitales generales inician el tratamiento de la patología y sus complicaciones. Cuando llegan a Toledo, el paciente ya estabilizado hemodinámicamente y en muchas ocasiones ya intervenido quirúrgicamente, para lo que sería la consolidación de la fractura. A partir de ese momento empieza nuestro trabajo de rehabilitación y la integración social de la persona con una calidad de vida adecuada".

- ¿Qué incidencia tiene el tratamiento psicológico en personas con este tipo de problemas?
"El tratamiento psicológico es muy importante, pero también es igual de fundamental el aspecto biológico y clínico de cada paciente. Todo es importante a la hora de tratar las lesiones medulares, porque hay que abordar de manera integral todas las facetas".

- El 80% de los casos de problemas medulares derivados de accidentes de tráfico corresponde a jóvenes de entre 15 y 30 años. Por lo que puede suponer para estas personas, ¿es más o menos fácil trabajar con ellas en su rehabilitación?
"No todos los lesionados medulares son iguales, porque no todas las personas tienen el mismo nivel de daño medular ni las mismas características. Por eso, no se puede definir un perfil único de lesionado medular. En el caso de los jóvenes, quizá asumen de manera más correcta la lesión medular, y en la mayoría de los casos viven con ella una vida digna y rica en todas sus facetas. Su capacidad de recuperación está en consonancia con la personalidad de cada uno. No es fácil asumir esta situación, pero quizá sean los jóvenes los que mejor asumen su situación, porque las personas mayores tardan más en reconocer esos cambios que se tienen que producir necesariamente después de una lesión de este tipo".

- Da la sensación de que, de algún modo, la sociedad sigue considerando a estas personas como estigmatizadas...
"Nuestro objetivo es, precisamente ese, lograr que estas personas consigan autonomía e independencia personal; por ejemplo, es fundamental que vuelvan a conducir, a pesar de que su lesión derive de un accidente de tráfico".

- Usted es responsable de la Unidad de Rehabilitación Sexual y Reproducción Asistida del Hospital de Parapléjicos de Toledo, pionera en nuestro país. ¿Cuál es su función?
"Básicamente, ayudamos a los pacientes a normalizar su vida sexual, porque hay que dejar claro que, hoy en día, las relaciones sexuales de un lesionado medular son perfectamente posibles. De hecho, un parapléjico tiene toda la capacidad para poder ser padre, algo que hasta hace unos años era poco usual e improbable. Además, también tratamos la disfunción eréctil en estos pacientes, lo que les da criterio de normalización a la relación sexual que puedan tener".

- ¿Qué papel desempeña la familia en la recuperación?
"La familia tiene un papel fundamental siempre, sea cual sea la enfermedad o el problema que tenga una persona. Es básico que la persona se sienta apoyada, no sólo psicológica o profesionalmente, sino con afecto y protección. Pero también hay personas que viven solas o en pareja con normalidad, que demuestran que se ha conseguido el objetivo fundamental de la rehabilitación".

- Sin embargo, deber ser complejo trabajar con pacientes cuya lesión, a día de hoy, no tiene curación...
"Las lesiones medulares que se manifiestan de una forma completa no tienen ninguna posibilidad de cura en la actualidad. Se está investigando, se están haciendo grandes esfuerzos y destinando muchos recursos para intentar conseguir que haya una técnica quirúrgica o electrofisiológica de modificación, que pudiera recanalizar esa falta de comunicación entre los axones, que es la parte que prolonga las células nerviosas de la médula. Pero eso es un proyecto a largo plazo".

Publicado en el Diario de Avisos (Tenerife)

No hay comentarios: